31 diciembre 2010

Corazón Valiente


Anuradha Koirala, Heroe CNN 2010
 A horas de un Año Nuevo, sensaciones encontradas nos invaden; nostalgia, por los buenos momentos del pasado; alegría por los logros obtenidos, incertidumbre por saber qué vendrá. Todo ello constituye una mixtura potente que puede corrernos de nuestro eje.
Pero, hay cosas que por suerte nunca cambian... más bien, personas. Como esos héroes que habitan este mundo y lo vuelven un poco más sano, más puro, mejor. Personas anónimas o no, quienes dan su vida por la del otro.

A principios de noviembre de este año, CNN, la cadena de noticias internacional, abrió la votación al público para reconocer y premiar a los Heroes del año 2010. Luego de que más de 10 mil personas de más de cien países de todo el mundo dieran su veredicto, una lista fue confeccionada. Ésta reconocía a diez personalidades e incluía desde médicos hasta luchadores ambientales.

La semana pasada fue la entrega de premios. Se trató de una emotiva ceremonia en Los Ángeles. Allí, los 10 héroes recibieron su reconocimiento. De este distinguido grupo de seres humanos, se volvió a votar: en este caso, por el Imbatible del año, o la Imbatibla -como diría la Su Gimenez- ya que quien ganó la distinción, junto con 100 mil dólares adicionales para invertir en su causa, fue Anuradha Koirala. Se trata de una mujer de baja estatura pero fuerte presencia, fundadora de Maiti Nepal, ONG que desde el año 1993 trabaja para frenar la trata humana.

La Madre de Nepal -traducción literal del nombre de la organización- ya rescató a 12000 niñas y mujeres victimas de uno de los peores males de la humanidad:  la esclavitud sexual. Al subir a recibir su premio, Koirala desparramó paz en el escenario. Vistiendo el clásico saari hindú y el bindi entre medio de sus ojos, la Heroe 2010 era un ángel que volaba bajito.

Sin embargo, al pronunciar su discurso de agradecimiento el ángel cobró fuerza; sin rastros de duda ni hesitación, Koirala instó a la humanidad a la reflexión. Pidió que todos cerraran los ojos y pensaran en cada víctima como si ésta fuera su propia hija. Es que mucha fuerza es necesaria a la hora de plantarse en el límite entre India y Nepal, punto crítico para la trata humana, y luego subirse a los transportes que transladan a niñas y mujeres hacia la esclavitud y rescatarlas.

En una entrevista que ofreció a CNN, Koirala cuenta que muchas de las familias de las víctimas son engañadas, ya que les ofrecen a sus hijas "buenos trabajos en la ciudad". Otras, en cambio, por ser huerfanas son directamente secuestradas de las calles. Todas ellas son sumergidas en una pesadilla: chicas de  doce años que deben "atender hombres", expresión que ellas utilizan cuando son entrevistadas, y que, sin saberlo, minimizan el horror: niñas y mujeres son sometidas a tener relaciones sexuales con  hasta sesenta hombres por día. En caso de negarse a hacerlo, reciben castigos físicos, como quedamuras en la piel y fuertes golpes. A esto se le suma el constante abuso psicológico y la violencia verbal.

Cabe imaginarse que al momento de ser rescatadas, estas mujeres están destruidas. Dentro de la organización Maiti Nepal los voluntarios, comandados por la maravillosa Koirala, buscan incansablemente cicatrizar las heridas. Este centro alberga a seiscientas mujeres que son rehabilitadas. Allí pueden eligir realizar sanas y recrativas actividades y aprender un oficio: cocer, cocinar, pintar...   Poco a poco y con la guía permanente de Anuradha Koirala salen de la pesadilla y vuelven a la vida.

Cuesta creerlo, pero figuras políticas muy distinguidas dentro de India y Nepal trataron de frenar el desarrollo de esta organización. Sin embargo, la lucha de Koirala pudo más. Ella asegura que debe ser fuerte ante las mujeres que viven en su hogar, ya que ellas la ven como a una hermana mayor, un ejemplo a seguir. Y remata "Las Mujeres de Maiti Nepal son mi fuerza".

Con el reconocimiento de una Mujer fuera de serie, de un corazón corajudo y valiente, quiero dejar un mensaje de esperanza para el año que se inicia.
¡¡¡Muchas Gracias por acompañarnos este año, y esperamos con ansías encontrarnos nuevamente en el próximo!!! ¡Muy feliz 2011, Cleopotr@s!



*Fuente: CNN Living
Publicar un comentario