18 septiembre 2013

Me Puse Anaranjada

flor de loto de seis pétalos,  símbolo del segundo chakra
Solemos asociar los colores a la moda. ¿Cuántas veces escuchamos: "Esta temporada explota el "Coral" y salimos corriendo a comprar algo de esa tonalidad? Que nos luciera o no era solo un detalle.

La realidad es que, si bien la moda suma mucho a la vida cotidiana, prestándole ciega atención a sus dictámenes, dejamos de lado un mundo de conocimiento y sabiduría ancestral. Y sobre todo, dejamos de escucharnos.

"Los colores ayudan mucho, y cambian un montón el ánimo", explica Mariela Miño, Maestra de Reiki e Instructora de Meditación. Y continúa: "el color naranja transmite una energía vivificadora y renovadora; libera patrones emocionales entumecidos. Favorece el sentido de autoestima y despierta la alegría por el placer sensorial". Por último y más importante, el anaranjado claro activa el segundo chakra. 

Pero, ¿de qué se trata esto? ¿Cha qué?
"Los chakras son los centros de energía que se encuentran en nuestro cuerpo, tenemos siete principales y cada uno se corresponde con una glándula endocrina de nuestro cuerpo humano. Si se encuentran bloqueados o desequilibrados somos más proclives a enfermarnos y desestabilizarnos emocionalmente, lo que impide la libre circulación de la energía. Cuando se encuentran funcionando de manera normal, nos permiten captar la energía del universo y utilizarla en nuestro beneficio".

El Chakra Svadhisthana, también denominado chakra sacro o centro sacro, es el centro de la voluntad, de la creatividad y de la sexualidad. Se encuentra encima de los genitales y está ligado al hueso sacro. 

Una disfunción de este centro energético tiene frecuentemente su origen en la pubertad. Las fuerzas sexuales en crecimiento provocan una inseguridad, ya que los padres y educadores raramente están en condiciones de proporcionar un manejo correcto de estas energías. 

Otra posible repercusión consiste en utilizar la sexualidad como una droga. Tampoco aquí se detectará tu potencial creativo y éste se desviará. En ambos casos se presentan inseguridad y tensiones frente al otro sexo. La percepción sensorial tiende a ser poco precisa y se suele anteponer la satisfacción de las propias necesidades sexuales.

"Tal vez vivas en una continúa añoranza de una relación sexual satisfactoria, sin darte cuenta que la causa de que no se realice este deseo radica en ti mismo", explica Mariela. "Si en la pubertad bloqueaste completamente las energías sexuales que pugnaban por salir, mediante tu represión «coronada por el éxito» se llega a una falta de sentido de la autoestima, a un entumecimiento de las emociones y a la frialdad de sentimientos sexuales. La vida te parece triste e indigna de ser vivida", sintetiza.

Y lo mismo ocurre en el plano creativo: la pérdida de la ingenuidad y la inocencia en el trato con las energías sexuales, repercute de forma directa en las energías necesarias para la creación, para el juego de fuerzas del yin y el yang y, por tanto, para el asombro infantil por el milagro de la vida.

Posibilidades de purificación y activación del segundo chakra:

"Como en todo, hay que tener constancia y ser perseverante para ver resultados claros; el primer paso es dejar la mente de lado y conectar con el cuerpo", explica Mariela. A continuación veamos cómo podemos trabajar la apertura de este chakra en distintos planos sensoriales:

Vista, experiencia natural:
  • La luz de la Luna, en especial la luna llena, estimula tus sentimientos y te hace receptiva para los mensajes de tu alma, que quieren transmitirse a ti en imágenes de fantasía y en sueños.
  • La contemplación de un curso de agua natural y transparente, un baño en esas aguas o unos pequeños sorbos de una fuente de agua fresca, te ayudan a purificar el alma y a aclararla y liberarla de los bloqueos y estancamientos emocionales.
  • Si puedes unir mutuamente entre sí la contemplación de la Luna y el contacto con el agua, tendrás un efecto óptimo sobre el segundo chakra.

Oído, Terapia por el sonido:
  • Es adecuado cualquier tipo de música que despierte la alegría despreocupada de vivir. También los ritmos fluidos y los bailes populares y en pareja entran en esta terapia. Por otra parte, cualquier música que haga aflorar tus emociones es adecuada.
  • Puedes escuchar el canto de los pájaros, el murmullo del agua que fluye en la naturaleza, o el sonido cantarín de una pequeña fuente de interior.

Vocal: activación mediante una «o» cerrada:
  • La vocal «o» desencadena un movimiento circular. En su forma cerrada, despierta la hondura de sentimientos y te conduce a la totalidad circular, en la que el yin y el yang, la energía femenina y masculina, alcanzan la unidad por la armonía fluida de las fuerzas.
  • La exclamación «¡oh!» en nuestro lenguaje expresa una admiración cargada de sentimiento. De igual forma, la capacidad de sorprendernos por los milagros de la creación se vivifican por el sonido «o».
Olfato, Aromaterapia:
  • Ylang-ylang, refinado aceite que se extrae de las flores del árbol ylang-ylang es uno de los afrodisíacos más conocidos. Tiene un efecto relajador y al mismo tiempo te abre a sensaciones sensoriales más sutiles. Su dulce aroma transmite un sentimiento de seguridad, desde el que volverás a confiarte al flujo de tus sentimientos. Las emociones estancadas o excitadas se arrastran y disuelven.
  • El aceite de madera de sándalo se ha utilizado con frecuencia en Oriente para aumentar las energías sexuales y elevar la unión con una pareja amada hasta el plano de una experiencia espiritual. Además, estimula la fantasía y despierta la alegría por la acción creadora. Las vibraciones de la madera de sándalo producen la integración de energías espirituales en todos los planos de nuestro pensamiento, sentir y actuar.

¡A moverse!, forma de Yoga: 
  • Yoga Tántrico: En el tantra toda la naturaleza se considera como un juego de las fuerzas femeninas y masculinas que, en una perpetua danza creativa generan el mundo de las apariencias o fenómenos. Mediante la apertura de todos los sentidos, mediante el «si» completo a la vida, y la sutileza y elevación de la vivencia sexual, en el tantra se aspira a una unión con esta «sexualidad cósmica».
Para empezar a armonizar el segundo chakra: tomar, a  conciencia, un vaso de agua fresca: sentir como su frescura recorre todo tu cuerpo y lo purifica. También, utilizar  el anaranjado en tu vida cotidiana, ya sea en tu vestimenta o entorno; ¡así empezarás a vibrar con este color!

Para ahondar en la temática, o reservar sesiones de Armonización grupales o individuales:

Contacto: Mariela Miño, Maestra de Reiki e Instructora de Meditación
EMail de contacto: info@mmshanti.com 
Teléfono Móvil: 15-3359-9747.
Publicar un comentario