29 septiembre 2010

Pasacalles de Figurella
Intersección Av. Juramento y 3 de Febrero

25 septiembre 2010

Lo esencial es invisible a los ojos

Decía una de las frases célebres de El Principito de Antoine de Saint-Exupery. Pero en esta época del año, a sólo meses del verano, pareciera que todo lo contrario.
Esto pasaba en la salida de un kiosco, en una callecita porteña..

-Seguro que de chocolate, ¿de agua no preferís?-, le preguntó la madre a su hijo. Se refería al helado que el preadolescente se estaba por pedir..

El verano se acerca, y con éste la locura de llegar espléndidas para la ocasión, esperando que esa bikini que tenemos guardada nos siga entrando... Pero a no confundir preparación con obsesión. ¿Qué mejor que comer sano, hacer ejercicio y tomar sol? Ahora bien, a más de uno se le va la mano.
Figurella mientras tanto, ya lanzó su campaña. "Adelantate al resto", dice en los pasacalles de la marca. Y este mensaje imperativo resuena en los oídos de más de una. Resuena quizás en los oídos de esa madre que le "sugiere" a su hijo que renuncie a uno de los placeres más simples y lindos que tiene la vida.


¡Qué vergüenza! indignación en Cleopotras....


* La foto pertenece a la película Mrs. Sunshine. Su protagonista, una niña pre-adolescente que no obedece a los estándares de la belleza tipo-, tiene como sueño máximo ser Mrs Sunshine, una suerte de Mrs. Universo para nenas. Su familia, disfuncional, de clase media y americana, se embarca en un viaje para que la niña cumpla su sueño. Con una coreografía ensayada y un vestuario preparado , la niña ya esta lista para el certamen. O al menos eso parece... Antes de salir a escena, y al ver que las demás niñas no son más que barbies encojidas, la determinada niña entra en pánico y no quiere salir...
Un viaje en donde nada es lo que parece. Donde todos aprenderán algo, de uno mismo y de los demás, algo que se parece mucho a eso que decía El Principito...

21 septiembre 2010

¡Llegó el día de la primavera!.. día del amor, de las flores...

Pasacalles Tulipán
 y Día Internacional del Sexo Casual. Al menos esto es lo que afirma Andy Kusnetzoff, junto a su equipo de Perros de la calle, en el blog que tiene el programa de mismo nombre, el cual se emite a diario en el dial 95.1 fm (Radio Metro)*. Los chicos acompañan el tierno mensaje con una fotografía más que elocuente, dos ejemplares caninos en pleno acto sexual-amoroso.

Más allá de que se trata de una mera broma como guiño a sus oyentes, aquí en Cleopotras-Argentinas no podemos dejar pasar así nomás esta afirmación. Porque en todo chiste algo de verdad hay ... y ante tal declaración una no puede evitar preguntarse: El comienzo de la primavera...


¿hace que los hombres estén más ardientes -por no decir- calientes?


Algún científico podrá explicarnos que en realidad las altas temperaturas aumentan el calor corporal y eso hace despertar el apetito sexual más rápidamente... pero bueno, eso no nos conforma, porque aparte de dejarse llevar por el instinto, el hombre está hecho de otras cosas, o al menos eso es lo que queremos creer. ¿Es que acaso se ha perdido todo el romanticismo?

Antes primavera era sinónimo de un ramo de rosas, una caja de bombones y un beso, ahora de... ¿sexo casual? Este post quedará abierto... y a lo largo de la primavera trateremos de dar una respuesta a este interrogante...

Mientras tanto, ¡las escucho! ¿Se ha perdido todo el romanticisimo?


*para ver el post: http://perros.metro951.com

20 septiembre 2010

Paren el mundo acá:


La hija de Caniggia es modelo. Y así, como se tratará de la primicia del día, en los noticieros de la TV matutina nos informan que, efectivamente, la hija de 17 años (!) del pájaro Caniggia es ahora modelo. Uno al leer esto no sabe quien es más rídiculo: si el futbolista por haber pagado alguna astronómica suma de dinero para que su hija desfile -porque seamos sinceros, esa chica no está en la pasarela por su belleza-, o el noticiero que anuncia a 4 vientos que una adolescente cumplió su deseo de niñaricaymimada de desfilar cual Barbie por las pasarelas del mundo. Pero bueno, después de todo no le hechemos la culpa al noticiero (y de paso no quedemos mal con los colegas). Ellos padecen del mal de esta época, un mal que la periodista Joana Bonet ha dado a llamar "juventocracia".
Por eso, hoy por hoy Samantha no es sólo un personaje de Sex&The City. Ahora todas quieren estar espléndidas como esta mujer que ronda los 50 pero parece de 25. Y van en una busca desesperada tras la pócima de la juventud eterna. Y no sé que les venderán, pero pareciera que esa pócima contiene algo nocivo para las neuronas. Sino, miremos a la Alfano ridiculizándose todas las noches por TV.
En su nota, Bonet señala cómo en las década de los 50 se valoraban características de la mujer, que iban más allá de un culo levantado o de unas lolas a lo Pamela Anderson. Personalidades como la Callas, Sophia Loren, Catherine Denueve o Barbara Streinsand tenían peso escénico, dejaban a los hombres boquiabiertos, y no era justamente por mostrar su lencería en cámara. Lo hacían a suerte de fineza, femeneidad, glamour.
En "Elogio a la mujer madura", la periodista se refiere a cómo la reciente vuelta de Julia Roberts a las salas de los cines vuelve la atención del espectador a las verdaderas mujeres. A esas señoras de las 4 décadas o más. En Cleopotras nos sumamos al pedido de la periodista cuando escribe: "No debería ser una tendencia efímera que la personalidad gane a la pose y la experiencia, a la ingenuidad".


*Para ver la nota completa de Joana Bonet:
"Elogio de la mujer madura" en: www.lavanguardia.es

19 septiembre 2010

Ser Rabina

Diálogos intereligiosos: La rabina Silvina Chemen oficiando un discurso
La mujer es líder por naturaleza, -lástima que el término no admite su conjugación en femenino, pero dejemos ese problema para los lingüistas-. Su liderazgo, sin embargo, se expresa de una forma distinta a la del proveniente del género masculino. Lo hace de una manera menos jerárquica y más integrativa. Sino pensemos... ¿quién es la que reune a la familia en una mesa cada vez que hay una celebración?
Las religiones evolucionan con el tiempo. Se complejizan y liberan de tabues, de fundamentalismos, por suerte. Lo mismo sucedió dentro de la comunidad judía argentina, que en el año 1994 le entregó su Simja a Margit Baumatz, documento que la habilitó para ejercer el cargo de rabina, la primera del país.

Regina Jonas, mujer de origen alemán, fue pionera en adentrarse en ese mundo exclusivo para hombres. Fue reconocida bajo este cargo en el año 1942, aunque no se le permitió oficiar en lugares públicos. En ese mismo año fue deportada a una ciudad que actualmente es parte de Chequia, y fue asesinada en Auschwitz dos años más tarde. El nazismo, sin embargo, no pudo frenar la visión de "Fraeulein Rabbiner Jonas", como era conocida. Su legado resonó a partir de 1972, año en que fueron ordenadas mujeres como Rabinas en los movimientos no ortodoxos en Estados Unidos, Inglaterra y Europa. La primera mujer rabina en el Movimiento conservador en Estados Unidos fue ordenada en 1985, mientras que en Israel recien en el año 1992, y dos años más tarde en Argentina en el Seminario Rabínico Latinoamericano del Movimiento Conservador . Hasta el día de hoy, 9 mujeres recibieron la Simja en Buenos Aires y dos están cursando la carrera rabínica*. Uno de los nombres que integran esta lista es el de Karina Finkielsztein, quien más de una vez se habrá visto en la hazaña de deletrear su apellido. Pero en la comunidad de Emanuel ella es simplemente Karina. Esta mujer emana paz. Quizá sea producto de ese look tan particular que lleva, su cabello bien largo y rizado, su hablar pausado pero enérgico. Quizá sea una mezcla de todas estas características. O quizá es lo plena que se la ve en su rol de Rabina, de maestra, de lider de una comunidad.

Silvina Chemen se define como "madre, esposa, ama de casa, docente, marinera y rabina". Y cuando se decidió por la carrera religiosa, tuvo todas a las demás "profesiones" muy presentes. Tanto es así, que ante el requisito de viajar 1 año a Israel como culminación de sus estudios en el Seminario Rabínico se negó. Cuenta que un buen día se paró frente al decano y le dijo: -No le vengo a pedir nada. Vengo a ofrecerle lo que tengo: un cuatrimestre. Si lo puede recibir, me voy con mi familia a Israel ese tiempo. Y si no está en condiciones de hacerlo, paramos acá la formación, gracias por todo lo que me dieron, no me recibo. A lo que el decano atinó a decir, esto va a sentar precedente. Lo que sigue son los frutos de la convicción de una mujer, a quien efectivamente se le autorizó viajar por sólo 4 meses*´.

La determinación de Silvina y la pasión de Karina abren el paso a las mujeres a un mundo por años oscuro e intransitable para ellas. Las comunidades de Bet El y Emanuel transitan el camino de la fe, y ahora son ellas sus fieles líderes.
*Fuente: Masortí, nota por Rabina Margit Baumatz, septiembre 2010
*´Fuente: 24/24 un día en la vida de 24 mujeres argentinas (Aguilar), de Teresa Elizalde.


Soy Rabina publicada en Revista Rumbos

17 septiembre 2010

Malparida

Es, además de una telenovela que Telefé emite en horario prime-time, una mujer que malparió. O en otras palabras, una mujer que abortó. Según The Lancet, una prestigiosa revista británica, Argentina tiene uno de los índices mal altos de aborto en el mundo (40%). Este dato no sorprende, ni siquiera si tenemos en cuenta que esa práctica no es legal en el país. No lo es aún en los casos de embarazo producto de violación , ni cuando la vida de la madre corre peligro.
El 22 de junio de 2005 Romina Tejerina fue condenada por la Cámara Penal de Jujuy a 14 años de cárcel por haber matado a su hija al nacer, o en palabras de abogados, jueces y demás yerbas, por cometer un "delito de homicidio agravado". La carátula que lleva el caso no logra ni asomarse a describir el horror del mismo. En cambio, si uno observa el rostro de Romina cubierto de lágrimas, entonces sí. El horror radica en saber que este caso podría haber sido evitado. En el caso particular de Romina, si hubiese contado con los
300$ que le pedían en los hospitales, pese a saber que se trataba de un embarazo producto de una violación.
40 %, 300$, son sólo cifras. Detrás, la cruda realidad de la salud reproductiva de nuestro país. Es indignante que un medio del extranjero nos abra los ojos ante lo que están padeciendo millones de mujeres a lo largo y ancho del país. Mujeres, que aún cuando su vida corre peligro, no pueden decidir por sobre su propio cuerpo y tienen que pasar por innecesario trámites,como por ejemplo, pedir la autorización de su marido. En consecuencia, los abortos se realizan de forma "ilegal" y en condiciones sumamente peligrosas. O no se realizan. Y la madre realiza un infanticidio, una práctica tan horripilante como bárbara. En el caso de Romina, un acto de desesperación. Una forma de acallar el odio dentro suyo. Y hoy es una mujer presa y arrepentida. Porque sabe que esa criatura era inocente. Al igual que ella, que no es una asesina, sino una mujer desamparada, sola, ante un Estado ausente. Un Estado que se jacta de ser liberal al permitir el matrimonio para las personas del mismo sexo, pero cuya legislación en cuanto salud reproductiva es "abusiva y negligente" como se describe en The Lancet. Un Estado para quien "Malparida" es sólo una telenovela.


*Fuente: Clarín 16/09/2010

15 septiembre 2010

"Como una pollera de jean, cae así, sin vuelo"

Así describe Luisa Valenzuela lo que sucede con una novela suya cuando es engendrada a partir de determinado plan. Lo mismo pasa con sus cuentos. Y remata la oración con un gesto pícaro y suspicaz, claro, si todos tendríamos su imaginación, si en cada uno de nosotros habitara al menos una de esas millones de historias y vidas que en ella habitan... Dice que su manera de trabajar es mucho más femenina, ya que deja que la historia fluya, que los personajes vivan su vida, hagan lo que tienen que hacer, mientras ella observa y cuenta lo que pasa. Eso sí, nunca queda un cabo suelto, y si el final es abierto, es porque así tenía que ser.
Esta suerte de confesión formó parte de una charla que la autora cedió a sus lectores, a propósito del lanzamiento de su reciente libro "Tres por cinco", el cual reune una serie de cuentos que según cuenta la autora "fueron escritos a lo largo de años, como momentos de lucidez entre novelas, viajes, ensayos, conferencias y la vida en general". Pero por nada del mundo confundir lucidez con certeza. Porque si de algo está convencida Valenzuela es que si un escritor quiere dedicarse a escribir, tiene que estar seguro de que no tiene nada que decir.
En su caso, tampoco debe depender de un plan, porque como en la vida, los planes se desvanecen. Y así, con la modestía de los grandes, Luisa Valenzuela se une al resto de los mortales.