12 diciembre 2010

Cómo usar una pollera y no quedar (al) desnuda(o)




Verse bien y no quedar al desnudo en el intento. Esta es la meta de hoy. Y seguro que una Cleopotra maneja con destreza su estilo al vestirse, porque quién más que ella domina el arte de la seducción.
De cualquier manera, en 3 pasos aquí va:

¿Cómo vestir una pollera y no quedar desnuda/al desnudo en el intento?

Elegir bien la pollera
 Para ello, debés tener en cuenta tu edad. Es decir, si compras tu ropa en 47Street y tenés más de 18 años, probablemente estes metiendo la pata. Es menester ser honesta con una misma y elegir una marca de ropa que se adecue a tu edad.

Conoce las limitaciones de tu pollera
 Esto es esencial para saber cómo moverte y lucir como una dama y no como alguien que quiere obtener favores gratis. Entonces, antes de salir con la pollera a la calle, agachate frente al espejo, y fijate hasta donde podes hacerlo. Ojo, que si tenés un poco de cola, la parte de atrás de la pollera se va a levantar un poco, entonces no te guíes con el largo de la parte de adelante. Lo mismo para saber cómo sentarte, ¿Debo cruzar las piernas? ¿Qué tan juntas deben estar para que no se me vea nada?

¿Lisa o con rayas?
Para decidir esto, debés saber qué tipo de cuerpo tenés. Para ello responde: ¿Qué tan anchas son tus caderas? ¿Y tu cintura?. Si tenés curvas, mejor quedate con la pollera lisa y sin pliegues en los bordes. Un estampado muy llamativo te ensanchará más. Si de lo contrario tenés pocas curvas, podés crear un impacto visual curvoso al combinar una remera lisa con una pollera con estampado, o de color llamativo.

*Fuente: Manyinuo Site
Quién es la colorada del video: Rachel Youens, reportera Fashion Free-Lance.
Publicar un comentario