18 diciembre 2010

¿El Matrimonio es perjudicial para la salud?

 Kate Winslet, Sandra Bullock y Christina Aguilera, recién divorciadas y en su mejor momento
Y tras proclamar dicha premisa, más de uno me podrá catalogar de vil desertora de la Santa Unión entre el hombre y la mujer. Pero cuidado, que vengo respaldada por datos científicos.
Como sabemos, el matrimonio dentro de las sociedades está en crisis. En consecuencia, hay un notable incremento en la cantidad de divorcios, separaciones, y todo lo que esto implica: gente de más de 40 años en plena segunda adolescencia

El Dr. Francisco B. Ortega, (Instituto Karolinska, Estocolmo, Suecia) junto a su equipo, examinó las posibles asociaciones entre el estado civil de una persona y los cambios en su estado físico. 

En el estudio  8871 personas de un promedio de 45 años de edad (6900 hombres) fueron examinadas en la Clínica Cooper en Dallas, Texas. 

A su vez, se realizaron respectivos seguimientos de los casos. Se establecieron las las categorías de estado civil: -soltero, -casado, -divorciado, -re-casado. Quienes participaron del experimento informaban acerca de su estado civil. 

El estado físico  fue medido tomando como variable "cantidad de oxígeno consumido".

La transición soltero -casado se asoció a una caída en el estado físico de la mujer; el divorcio, a un incremento en el estado físico de los hombres; el casamiento en segundas nupcias, a una reducción en el estado físico de los hombres. 

Los autores concluyeron entonces que la transición  al estado de casado, sea desde la soltería o del divorcio, está asociada a una modesta reducción del estado físico. El divorcio, en el caso de los hombres,  está asociado con un incremento del estado físico. Esto último todavía no se confirmó en mujeres.

A pesar de que los resultados no son suficiente para determinar si el matrimonio es o no perjudicial para la salud, lo cierto es éstos no hacen más que confirmar un saber colectivo: los hombres y mujeres que salen del "mercado de las citas" no se arreglan tanto como los que siguen allí .

O en otras palabras, quienes ya tienen un compañero de vida se calientan menos por su aspecto físico que lxs solxs o divorciadxs

El famoso "dejarse estar" existe y estudios como este lo comprueban. 

Situación fácil para los casados, quienes pueden cambiar a una actitud de soltería o divorcio. De ellos depende.

*Fuente: Routers Health
Publicar un comentario