02 septiembre 2012

Arte en Acción : poner el Cuerpo (y el Corazón)

¿Qué ves cuándo me ves? El espejo reflejando la impresión de los transeúntes. 
Arte en Acción. Poner el cuerpo (y el corazón)
Eran las 17 30 h y el sol empezaba a esconderse en Plaza Tribunales. Una plaza teñida de colorado y mucho ruido (y muchas nueces). 

"No somos tus Putas", "Somos tu hija, tu hermana, tu vecina y la madre que te pario", "Yo no pago por Sexo": rezaban las remeras que hombres y mujeres voluntariamente vestían y que fueron diseñadas por el grupo de voluntarios de Arte en Acción. 
Somos un grupo de personas muy sensibilizados con la explotación sexual y la trata de mujeres. Por eso creamos este espacio de acción pacífica, artística y educativa. Queremos visibilizar la violencia, pero no ejercerla. Si en el recorrido alguien se acerca con ganas de pelear, simplemente le contamos lo que estamos haciendo y lo dejamos ir. Si alguien se pone agresivo, nos mantenemos unidos. Vamos a caminar por la vereda. 
"Ahora a pasarla bien", remató Paula, con su vestido rojo y medias negras, y sus rulos rebeldes y su sonrisa. Así Paula daba la orden de largada a actores, voluntarios y músicos y la performance empezaba. 

Un actor voluntario se puso la máscara verde: él representaba al secuestrador, al explotador sexual. Llevaba una soga y atadas y con los ojos vendados caminaban 3 voluntarias: ellas eran las miles y millones de niñas y mujeres secuestradas, engañadas y explotadas. Detrás de ellas, "el mal" simbolizado por máscaras blancas. 

Visibilizar lo Invisible
Caminamos por Cerrito con el Teatro Colón de fiel testigo. Pronto y sin darnos cuenta estábamos en la avenida Corrientes. Las luces de neón brillaban con furia, en la ciudad de la furia. 

Cuando nos negamos a algo que quiere un cliente no comemos por días, pero trabajamos igual.
Se la escucha decir a una de las esclavas sexuales. 

Basta de explotación, sometimiento, violación. Sin clientes no hay trata.

Decía la otra, ante la atenta mirada de los transeúntes que pasaban. Muchos de ellos apurados, muchos no. Ellos eran fieles testigos de lo que Arte en acción estaba realizando. 

Están sacando los carteles de prostitución, ¿ves?
Le decía una madre a su hijo, mientras él observaba a la voluntaria arrancando los viles carteles del teléfono público. 

Muy bien, "yo no pago por sexo", me parece bárbaro.

Decía una mujer que pasaba por la avenida.

El sonido del saxofón de fondo y la percusión marcaba el ritmo de los voluntarios de quitar los avisos de prostitución, los miles de avisos pegados en postes de luz, puertas y teléfonos públicos. En su lugar su colocaban avisos que denunciaban "Engañadas, Explotadas". 

¡Sumate!
Llegamos a Corrientes y Callao. Las palabras sobraban. Un aplauso, un sonoro aplauso resumió las sensaciones de todos. Mientras un voluntario que sostenía la bolsa que contenía toda la basura que habíamos juntado, la revoleaba por los aires, y la sonrisa de Paula brillaba  mientras aplaudía. La performance había llegado a su final. Pero este era solo el comienzo. 

Para más información:

www.tratayprostitucion.com.ar
info@tratayprostitución.com.ar

Además:
El guión de la performance fue una improvisación que se basó en la lectura de "Esclavas del Poder: trata sexual" (Cacho, Lydia) 


Cómo la conocí a Paula
Conocí a Paula cuando ingresé como pasante a Crear Vale la Pena, Organización no Gubernamental que impulsa la transformación social a través del arte para revertir la exclusión, desde donde se desarrollan programas que integran el arte, la educación y la acción comunitaria.

Miento. La conocí el día que la llamé por teléfono para ultimar detalles del programa de pasantías al que me estaba inscribiendo. Su voz enseguida me transmitió una energía muy especial. Y cuando la vi personalmente, esa energía se transformó en un abrazo de bienvenida. Todo su ser comunicaba calidez y un gran magnetismo. Como líder del grupo de voluntarios, enseguida supo transmitir la esencia de "Crear...", su misión, sus objetivos, el alma de esta fundación. 
Publicar un comentario