18 junio 2011

Pene por un día *

Jugada y audaz: Fiona Giles le preguntó a ellas qué harían si por un día fueran ellos
...Poderoso, norteamericano, el agente literario. Me proponía un pacto. (...) La propuesta tenía su gracia: me ofrecía un noble y sustancioso órgano viril por un lapso de veinticuatro horas...(Extracto de "Pacto", cuento de Luisa Valenzuela)
Cada vez más corrientes psicológicas aseguran que en toda persona hay rasgos femeninos y rasgos masculinos; es decir, en toda mujer convive un pequeño hombre y viceversa.
Cuesta imaginarse que algo así es posible, teniendo en cuenta que lo que siempre salta a la vista son las diferencias: nosotras somos más intuitivas, ellos más lógicos; nosotras lloramos por todo, ellos no; nos gusta hablar de nuestros sentimientos, ellos prefieren jugar al fútbol, etcétera.
Por eso, iniciativas como las de Fiona Giles, académica y feminista militante, son más que renovadoras: en *Dick For a Day (Random House Publishing Group, 1997), la autora reune a reconocidas artistas plásticas, actrices y escritoras y les pregunta:

¿Qué harías si por 24 hs. tendrías un pene?
Escapándole al triste y superficial estereotipado de "Las Mujeres son de Venus y los Hombres de Marte", este libro buscar una reflexión más profunda, una especie de ponerse en el lugar del otro, de cambiar los anteojos por los que miramos y un poco más.
Luisa Valenzuela se divierte con la consigna: en "Pacto" la protagonista está dubitativa con la propuesta del Demonio -disfrazado de agente literario-; asoman dudas:
¿Cómo afectará mi manera de caminar el pesito extra que llevaré entre las piernas?,
pero  finalmente acepta. Ella piensa que de esta manera podrá darle placer a muchas mujeres, sin preocuparse luego por el desenlace: es decir, la preocupación de quedar embarazada. Porque después de todo, "seré solo su padre", piensa. Un pequeño guiño de la escritora a todas esas madres que tuvieron que hacerse cargo de sus hijos solas.
Me gusta pensar que Pacto dentro del suplemento adn CULTURA (La Nación) fue una jugada muy feminista para festejar el próximo Día del Padre y homenajear de esta manera a esas  tantas mamápapá, que andan dando vuelta por el mundo.

(¿Se les habrá chispoteado? ¡Qué divertido!)
Publicar un comentario