21 julio 2013

Un Trabajo que me Quiera: La entrevista grupal

Se vos misma, las otras opciones ya fueron tomadas (O. Wilde)
Existen dos maneras de que te enteres de que tenés una entrevista laboral en grupo. Una, la "ideal", es que te lo hagan saber cuando te llaman para la convocatoria. "Te esperamos tal día tal hora para una entrevista grupal". Creo que ese es el mejor caso, porque ya vas preparado y sabes que al lado tuyo van a estar "rindiendo examen" diez personas más. 

También puede pasar que cuando llegues al lugar donde te citaron, empieces a notar que llega una, dos, cinco personas con la misma cara de pánico que vos, vestidos de manera discreta y formal, y con un papel en la mano. Todos empezamos a anunciarnos en recepción. Y si te quedaba alguna duda de que se trataba de una entrevista grupal, ésta se disipa cuando todos empiezan a decir "Sí, tengo una entrevista a las 9 con Pirula". Aja, es una entrevista grupal.

Nos viene a buscar Pirula. "Chicos de las 9, pasen por acá". Y allí vamos todos. Miradas cómplices, suspiros, a todos nos une el mismo sentimiento: miedo. ¿Y ahora? ¿Cómo sigue esto?

Siempre me pregunté cuál era el por qué de la entrevista grupal. Tuve algunas materias de psicología en el secundario, y asumí que lo más lógico era pensar que se trataba de un estudio de "dinámica grupal". Sí, los del departamento de Recursos Humanos querían evaluar nuestra capacidad de trabajo en equipo, tenían que analizar nuestro "rol" dentro del grupo. ¿Tenemos capacidad de liderazgo? ¿Somos personas conductistas o pasivas? ¿Somos extrovertidos o introvertidos?

Después de pasar por varias experiencias y de hablar con especialistas en el tema, la idea cambió. La razón principal de la Entrevista grupal es una: ahorro de tiempo. Sí, más allá de cualquier otra conclusión que puedan sacar observando tu comportamiento en grupo, la realidad es que las empresas y consultoras te juntan de a muchos porque no tienen mucho tiempo. Necesitan seleccionar el personal y deben hacerlo lo antes posible y la entrevista grupal les permite acelerar ese proceso. Y en el caso de puestos de Jóvenes Profesionales es casi seguro que la primera entrevista es grupal.  Ya teniendo en cuenta esto, podes ir un poco más relajado. Un poco.

Porque este dato no lo manejan muchas personas, y el día de la entrevista podes encontrarte cara a cara con gente muy competitiva que toma la cuestión de "lo grupal" muy en serio. Enseguida quieren destacarse como líderes o causar buena impresión al seleccionador: ofrecen servir agua, levantan la mano desesperadamemte para ofrecerse como repartidor de hojas y biromes, y a la hora de las presentaciones personales en ronda son los primeros en ofrecerse como voluntarios para empezar.

Así que después de 5 presentaciones que escuchaste, donde tus compañeros de grupo hacen un resumen de su Currículum Vitae contando formación y experiencia laboral, vos podes tener la sensación de que estas sentada junto a las 10 personas más influyentes del año 2012. 

Que esto no te inhiba. Porque dudo que la seleccionadora efectivamente preste atención a lo que estás diciendo. Creo que en ese momento lo central es tu actitud: ¿estás inhibido?, ¿seguro?, ¿entusiasmado? Mientras que la gente se presenta ella anotará cosas en su hoja y , en el caso de que tu presentación sea muy corta, te hará más preguntas. Vos responderás todo con una amplia sonrisa. (Con la cual debes empezar y terminar la entrevista, sí o sí).

Bueno, la ronda de presentaciones terminó. Ahora es hora de demostrar ¡por qué sos capaz de ocupar el puesto! Las actividades que tengas que hacer variarán, pero siempre será en mini-grupos y tendrán un componente de uso de la lógica, y te harán ejercitar tu capacidad de resolución de problemas.

Esto puede resultar todo una aventura, cuando a la tradicional hoja y birome se suman elementos exóticos, como pelotas. Sí sí, esta entrevista puede convertirse rápidamente en un "Trabajate conmigo".

Así que consejo: andá con la mejor predisposición. No trates de analizar el por qué de la actividad, y trata de disfrutarla todo lo que puedas. Después de todo, aunque te sientas inmensamente ridículo , ésta será una de las tantas anécdotas de tu juventud que le podrás contar a tus nietos (?).

Después de 2 horas aproximadamente, llegamos a la parte final de la entrevista. Ahora es la empresa la que se presenta. Esto tomará un tercio del tiempo total de la entrevista, donde te cuentan quiénes son, qué los hace únicos y qué están buscando en sus empleados. En este etapa no faltará gente desesperada por figurar que empiece a levantar la mano y hacer preguntas. Vos, tranqui.

-Bueno chicos, gracias por su tiempo, los acompaño abajo-, se terminó la entrevista. ¿Viste? Nada era tan grave. Lo mejor de esta experiencia es apreciar que, al igual que vos, hay 10 personas más que buscan trabajo. Lo cual también te da una noción de la competitividad que existe en el mercado laboral. Pero no importa, todo aporta a tu conocimiento y a tu preparación como profesional. Lo importante en esta instancia, es, aunque suene cliché, ser uno mismo. No tratar de imitar al de al lado sino que focalizarte en vos, quién sos y qué podes aportar, que seguro es único y valioso. 

¡Ánimo!

(Continuará... Próxima entrega "La entrevista por Skype", ¡una de mis favoritas!)
Publicar un comentario