14 octubre 2012

¡Suegra querida!

Jane Fonda y Jennifer Lopez  en Monster-in Law.
Si las relaciones familiares sanguíneas a veces se complican imáginense, bah, ya lo deben saber de sobra, como se dificultan con las políticas.

Yo tengo ganas de gritar, como hubiera gritado sin ningún empacho mi abuela: éramos pocos y parió mi abuela (valga, les juro que sí, la redundancia y la rebundancia; también) porque arribó a casa un yerno.  y no era que éramos pocos.  

Porque somos la jefa del hogar, ergo eu, la que suscribe cuesta nota, la hermana mayor, de la que se puede decir: (como diría Franchela) pero si es una nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, 16 años y con muchas lecciones atrasadas de: más respeto que soy tu madre.  

Un chuky san de siete, que ya le confiesa a la hermana mayor que está enamorado, un gato patrimonio familiar: sr Franello y por si fuera poco una amiga conviviente más su gata.  

Sigo pretendiendo ser mujer, madre, y periodista, ah y ahora me toca ser suegra…
(continuará)

Por, la  Morocha Urbana. ¡Gracias Moro!

Publicar un comentario