18 octubre 2010

Si querés cambiar, cambia


Debo admitir que desde que Moria Casán le dijo: sos un Básico, a la Mole Moli, grotesco personaje del programa Bailando por un sueño, le agarré cierto cariño a la ex -vedette. Y me pareció más que apropiado citar una de sus frases célebres: Si querés llorar, llora. En este caso, la consigna que proponen en More Magazine es por lejos más feliz. Se trata de incentivar el cambio, despertar en las mujeres ese bichito que está dentro y le susurra -tengo ganas de hacer X. Para lo cual lanzaron para sus lectoras el concurso Reinvention Story Contest (El concurso de la historia de reinvención). 500 personas enviaron sus historias, donde X era cualquier cosa: desde abrir una casa de Catering hasta convertirse en Reverenda de una Iglesia. Sin embargo, Lesley Jane Seymour, editora en jefe de la revista, sostiene que la mayoría de las mujeres no se levantan en la mañana con la idea de darle un giro de 180 ° a su vida. Pero que pasa, pasa. Este es el caso de Nora Smith Irvington, hoy Rev. Nora Smith, quien después de desempeñarse 20 años como una vendedora de alto rango en una compañía de zapatos, decidió que era momento de cambiar, porque asegura: un día me di cuenta que todos pensaban que yo debería amar lo que hacía, y no era así. Y remata: quien yo era y lo que yo hacía no eran la misma cosa. Después de realizar sus estudios en The Yale Divinity School, y a sus 50 años fue ordenada, a la mitad de su vida como ella dice, fue como volver a empezar. Hoy dirige la comunidad de donde es oriunda.
Admirable el logro de esta mujer, ella superó el el auto-sabotaje, que según Seymour es lo que previene a las mujeres a dar el primer paso. Es que muchas son madres de familia, y además de hacer lo que a una le gusta, también hay que vivir, claro.
La propuesta en More Magazine es tentadora, ya que ellos le proveen a la mujer ganadora con los materiales para llevar a cabo su "micro-reinvención", como le llaman. Asimismo administran el Reinvention Institute (Instituto de la Reinvención), donde el objetivo es asesorar y contener a las mujeres emprendedoras.
Desde Argentina, aplaudimos este tipo de iniciativas, y alentamos a que en nuestro país tomen ese ejemplo.

*fuente: New York ´s Lower Hudson Valley
Publicar un comentario