22 enero 2011

Xq vuelva el romanticismo d ants!!! (sic)

"Lo siento, no puedo, no me odies", le escribe Berger a Carrie terminando así su relación
Cómo olvidar ese capítulo de Sex & the City. Después dos temporadas juntos (quinta y sexta) Berger, el novio de Carrie, la deja. Y elige una manera poco feliz de hacerlo: una notita, que bien podría haber servido de mini-lista de supermercado.

Hoy en día, siguen habiendo muchos Berger dando vuelta, con la diferencia de que andan más digitalizados; el  Tweet o mensajito de texto resultan en sus mejores aliados a la hora de enviar un mensaje con menos cara y más careta. Así que, si no tenés la destreza de Pablo Neruda con las palabras, ni lo intentes. Hay cosas que solo llegan si son escuchadas, el tono de voz es irremplazable y dice la verdad. 

O sino pensemos, ¿es lo mismo susurrar un "Te quiero" que manotear un "TQM"?
Por eso,  hay que animarse a decir no al mensaje de texto, y si es necesario ahorrar un poco de plata para ese plan super ahorro en llamadas a celular, pues bien vale la pena. Si de verdad queremos COMUNICARNOS con una pareja...

Ponele límite al Messenger: Si cuando chateas con él le escribis Todo acerca de tu vida- desde el día en que tu compañero de salita azul te volcó la leche en tu guardapolvo, hasta cuál es tu perfume preferido hoy...- es probable que cuando se vean cara a cara quede poco y nada que decir. Y nada peor que un silencio incómodo en la primera cita.

Si no te atiende el teléfono, dejá un mensaje de voz:  Es decir, no es lo mismo si llamaste para invitar a alguien a cenar que si lo hiciste para decirle que no estás interesado en seguir saliendo. Dejalo bien claro.

Las conversaciones acerca de temas importantes, tenelas en persona: O en otras palabras, no se te ocurra cortar una relación por via telefónica. Y menos que menos con un mensaje de texo.

*Fuente: Huffington Post
Publicar un comentario