04 octubre 2011

Ciego, Loco, Estúpido Amor

Penélope Siglo XXI: atravesada por la flecha de Cupido, espera... 


En su entrega #12, El Hombre de mi Vida cuenta la historia de dos personas que nunca pudieron olvidar aquel que fuera el primer amor de su vida; Julieta y Darío (la fresca y seductora Eleonora Wexler y un inédito y sorprendente Carlos Portaluppi) vivieron un intenso romance durante la adolescencia. Luego, decidieron seguir cada uno su camino con la promesa de volver a juntarse  sólo si después de 20 años ambos estaban solos. "Cosa de pibes", según Darío... pero la cuestión es que ninguno de los dos pudo rehacer su vida sin el otro. El amor latía en sus corazones con la misma intensidad que la primera vez, o más. 


Sin embargo, el día que habían pactado encontrarse, el cumpleaños 40 de Julieta, Darío la vio y se acobardó: los años no habían impactado de la misma manera en ella que en él: ella lucía radiante, joven, con clase, él había perdido su melena, marca registrada de los ochenta, y había subido de peso de manera casi grotesca. La vida, con sus azarozas idas y vueltas, había sacudido todos sus planes. Él había renunciado al sueño de ser Ingeniero para dedicarse a la plomería a domicilio; ella jamás pudo mantener un matrimonio feliz a pesar de invertir 8 años de su vida en ello. 


Pero en algún lado estaba escrito que estas dos almas perdidas estaban hechas la una para la otra. En una improvisada escena en el altar de una Iglesia, Julieta y Darío se miraron como la primera vez... el reloj comenzó a andar de nuevo. Quedó demostrado ante los millones de televidentes que siguen esta tira que tiene récords de audiencia como, el Ciego, Loco y Estúpido amor (casi) siempre se sale con las suyas.



¿Y vos, sos una "Julieta"?
*Fuente: Los Andes Online
Publicar un comentario