18 abril 2011

Sin cadenas sobre los pies*

Simple, frontal, pequeña y mujer: Libertad, por Quino
Sin cadenas sobre los pies, me puse a andar...
Y de algo de esto trata la festividad de Pesaj -pascuas judías-, la conmemoración del éxodo de Egipto del pueblo judío. Cada persona, en cada generación, debe verse a sí mismo como si él hubiese salido de Egipto. Pero, ¿es posible cumplir con esta premisa? En la cena de Pesaj se comen hierbas amargas para recordar la amargura de nuestros antepasados durante la esclavitud, matza (pan sin leudar) para recordar el apuro que tenían ellos al escapar... Bajo una mirada clásica judía, a través del ritual y la práctica se busca sentir en carne propia lo que sintieron  nuestros antepasados. Sin embargo, el rabino Brad Hirschfield busca ir más allá de este simbolismo. Propone en cambio "articular nuestras esperanzas y deseos", trazar un puente entre los de ayer y los de hoy. El rabino entonces se pregunta: ¿cuáles fueron los sueños que impulsaron al pueblo judío a salir de Egipto? ¿Qué sueños fueron capaces de darles el poder necesario para accionar a personas que por cientos de años solo conocían la esclavitud?  Así propone reflexionar acerca del poder de los sueños: ¿cómo es posible que éstos nos den el coraje y la motivación necesaria para ir contra lo que esta mal y debe cambiar?
Desde Cleopotras proponemos esta segura mirada, buscar más allá del ritual, bucear en la historia de la humanidad todas esas ocasiones donde los sueños y la esperanza por un mundo mejor vencieron los paradigmas del momento y permitieron a la gente caminar sin ataduras sobre los pies.
Jag Sameaj, Feliz Pesaj, Cleopotras!
(Jag en hebreo es "festividad" y sameaj es "feliz")

*Fuente: Huffington Post
*Sin cadenas sobre los pies, por los Pericos
Publicar un comentario