28 junio 2013

Princesa de los lunares

"Fui reconocida como artista, no como feminista", asegura.
Princesa de los lunares. Así la bautizaron sus fans a esta exitosa artista japonesa de vanguardia, Yayoi Kusama. 

Los puntos son sólidos e infinitos. Son una forma de vida. Sol, luna, estrellas son cientos de millones de putos. Cada ser humano es también un punto. Los puntos no pueden existir por sí mismos, solo pueden existir cuando se reúnen con otros. Admiro completamente su "infinitud" y estoy profundamente conmovida por la grandiosa presencia del universo, que está lleno de un poder misterioso.
Este fragmento define, en pocas palabras, la cosmovisión de esta artista japonesa (Matsumoto, 1929) de vanguardia, quien es también conocida por vivir voluntariamente en un neuropsiquiátrico debido a su inestabilidad psicológica. Lejos de tratarse con técnicas convencionales, como el psicoanálisis, ella como tantos artistas, encontró en el arte una vía para superar el dolor (¿curarse?).
Hay una conexión entre mi enfermedad y mi arte. La obra Prisionera rodeada por una cortina de despersonalización está inspirada en las alucinaciones relacionadas con mi enfermedad. Yo considero mi visión de la vida desgraciada y reflejo esos pensamientos en mi arte. Para sobreponerme a la enfermedad, he reflexionado sobre mi situación psicológica. Por medio del arte, he superado mi infelicidad.
Un lujo tenerla entre nosotros: imperdible su muestra "Obsesión Infinita", curada por Phillip Larratt-Smith y Frances Morris, cuya inauguración es el próximo sábado 29, en el Museo de Arte Latinoamericano (MALBA) y se extiende hasta el 16 de septiembre.

Y para visitarla,  sale look a Lunares, why not? Sino, presten atención a los árboles que rodean al museo, ellos si están vestidos para la ocasión.


Publicar un comentario