30 mayo 2013

Con un As bajo el vestido


¿Sale plan de saturday night, chicas?
Un jugador de Poker usa, definitivamente, un sombrero de cowboy.

Un jugador de Poker tiene barba y usa anteojos de sol excéntricos.

Un jugador de Poker fuma y toma cerveza.

Un jugador de Poker no tiene vida social por afuera del juego y, probablemente, se baña poco seguido.

El imaginario del  "jugador de poker" promedio está lejos de ser realidad.

Y no solo porque lo tilda de antisocial, excéntrico y adicto. Notese que en ninguna de estas respuestas hay una ella, es decir, una jugadora. 

Es un hecho que la idea de una "jugadora de poker" no está instaurada en la gente que no juega al poker. En el circuito de poker,  que las mujeres participen es todavía algo "raro".

Menos del 10 por ciento de los jugadores son mujeres. Si bien es una cifra muy pequeña, lo cierto es que si se lo compara con el número que haba antes, la cifra ha crecido.

Más bien. El Poker es un deporte, pero el único músculo que se utiliza es, ni más ni menos, que el cerebro. No necesitas una dosis extra de testoterona para ser bueno en el poker. Tampoco necesitas un cuerpo musculoso. 

Todo lo que necesitas es MUCHA paciencia, y amor al juego. Y eso, nos sobra.

Gracias a nuestro querido amigo y confidente  @_fonta, quien nos introdujo a este mundo tan interesante... En breve más, muchos más ases bajo el vestido.
Publicar un comentario