26 mayo 2013

Dame señas...de tu amor

Rocker: hay también versión oscura del vestido con retazos de cuero
Le pide Luis Miguel a su enamorada. 

El cantante mexicano no es el único desconcertado: cuando se trata de descifrar lo que pasa en la cabeza de una mujer, más de uno necesita un GPS. Ni hablar en temas  que se desarrollan dentro de la alcoba.

Sexólogos, cineastas, referentes de opinión variopintos... han tratado la cuestión una y otra vez: 
¿Las mujeres, finjen (finjimos)?
Parece que Daan Roosegaarde, joven e innovador artista holandés, se cansó de especular con la cuestión y puso manos en el asunto. "Intimacy 2.0" (Intimidad 2.0) es su creación más reciente; se trata de un vestido que se pone transparente con la excitación. La novedosa prenda utiliza tecnología inalámbrica, luces de LED, cobre y otros materiales.

Las interacciones sociales de quien la usa determinan el nivel de transparencia del vestido , creando un juego interesante que no permite a la Mujer disimular sus emociones. 

Roosegaarde ha estado trabajando en prototipos de este tipo de vestido desde el 2010. La última versión se encuentra actualmente en exhibición privada en Hong Kong y París, y se mostrará en la Kent State University en Ohio en septiembre próximo.

El artista forma parte de Diseño Digital New holandés, un grupo de artistas que exploran los límites entre el ser humano y la computadora y la interacción entre ambos.

El diseñador hoy trabaja en un traje para hombres que se vuelve transparente cuando mienten, y según dice, su público meta son los empresarios y trabajadores del área bancaria que suelen tentarse seguido con la mentira. 

Las Cleopotras lo esperamos ansiosas, aunque sabemos que la intuición femenina (casi) nunca falla.




Publicar un comentario