31 diciembre 2012

Hablemos de amor

Primero, enamorate de vos misma. (Carrie Bradshaw, SATC) 
Hay algunas cosas que nunca cambian,...., por suerte. Existe lo tradicional, lo clásico, hasta, vale decir, lo Eterno. Como por ejemplo, las charlas en torno al amor. ¿Hay acaso algo más trillado que eso?
Sin ti me muero. Sin ti no soy nada. No quiero vivir si no estás a mi lado. Sólo me importa que tú me quieras. Soy tuya. Si te pierdo no quiero vivir en este mundo.
En estos casos, ¿hablamos de amor? Ese sentimiento desgarrador. Asfixiante. Doloroso...

Porque admitámoslo, si el amor vende, el amordoloroso cotiza en bolsa. Pocas cosas se me ocurren más marketineras que el amor doloroso. 
La gran mayoría nos imponen una realidad fija, como si sólo existiera Un Amor: el amor de pareja que no tiene límites, que no se puede controlar, que te enloquece, te obnubila, te llena de ceguera, quete quete quete mueres y ya está!... 
Cegarse en un único y exclusivo modo de ver el amor, es olvidarnos de todos esos amores sanos que podemos vivir cotidianamente sin morir de angustia, enloquecer o sufrir, los buenos tratos y respetos, la solidaridad, el amor de la amistad, el cariño y la comunicación...
Podemos construir miles de formas y frases con las que representar formas de amar que parece que no existen en la cultura romántica, pero sí existen en nuestras vidas y felicidades.
Por eso, antes de cerrar un capítulo y entrar en un nuevo, queremos decir, enfatizar, subrayar, y aclarar: ¡El Amor NO hace sufrir! 
Es nuestro deseo que para este 2013 encontremos ese amor sano, sentimiento puro, fortalecedor, motor de vida, en cada rincón de la vida,  y que seamos lo suficientemente sabias para nutrirnos de él.

Porque claro que sí, claro que se puede vivir del amor.

¡Gracias por acompañarnos este 2012! ! Gracias por ser como sos! Te deseamos un Muy Feliz y Amoroso 2013, y esperamos con ansías seguir contando con tu inigualable presencia.

Los fragmentos citados en este post son de Ianire Estébanez,consultora y psicóloga, y además autora del blog: Mi novio me controla (lo normal)
Publicar un comentario