12 febrero 2012

San Valentín No Apto para todo Público

y la opción ganadora es...
Sexo Tántrico. Más de 30 personas dieron su veredicto (mujeres, hombres) y este fue el resultado. En otras palabras, ellos -nosotros- le dijeron a su amante: 
"Amame despacio, porque estoy apurado".


A diferencia de lo que comúnmente se cree, la disciplina filosófica del tantra aplicada al sexo lejos está del libertinaje o  la pornografía; no se trata de acciones morbosas, hedonistas ni acrobáticas. Es, en cambio (y gracias a la sabiduría ancestral hindú) una práctica colmada de ritos que busca tejer o construir la propia conciencia. ¿Qué quiere decir esto? Quienes practican el tantra aseguran que para para conectarse con el espíritu es necesario escuchar al cuerpo. A través de esta práctica se busca llegar a un estado intimo de la posesión erótica, cuyo fin último es un prolongado éxtasis mental y corporal.


¿Cómo se lleva a la práctica?

Se basa en encuentros largos y relajados donde se busca un placer más prolongado a través del deleite de los goces sensuales. Es una disciplina con ritos: todos los sentidos deben estar estimulados (velas, aromas, aceites corporales, siempre bienvenidos). Lo indispensable es estar presente con total conciencia y vivir el momento de a dos.

En el occidente nos moldeamos por el concepto de éxtasis ligado al orgasmo y sobre todo a la eyaculación. En el tantra la mujer es diosa y maestra: ella es la que da y recibe energía. El hombre debe darle el respeto y tratamiento correcto y derramara gradualmente toda la sabiduría universal. La mujer ante el hombre es Prakiti, o la Naturaleza primordial y través de ella el hombre recupera la consciencia y el valor de la presencia Shiva que honra a la mujer.  

El objetivo del tantra es no derrochar energía sino guardarla para que la pareja pueda llenarse de ella durante el acto.Todos los hombres pueden, con la práctica y complicidad de la pareja, permanecer cada vez más tiempo en equilibrio. En los niveles más altos del erotismo indio, el orgasmo se vuelve solo un incentivo del estado de continuo e intenso placer físico y emocional de la pareja.

Aplicarlo exige conocimiento del cuerpo, control de las pulsiones y estímulos, y sobre todo, calma y paciencia, control mental. Virtudes cada vez menos frecuentes en este mundo Fast-Food. 
Por eso, para este San Valentín proponemos ahorrar dinero e invertir en el autoconocimiento, la autorealizacion, el placer, el éxtasis, y por qué no, en el amor.

Menos es más: 
Los tántricos aseguran que la abstinencia logra resultados increíbles y recomiendan hacer el amor una sola vez al mes para acumular energía sexual. 

*Fuente: 
-Tantra Mexico
-En buenas manos.com




Publicar un comentario